Sobre ASOMOBI (Asociación de Mujeres Organizadas de Biolley)

La Asociación de Mujeres Organizadas de Biolley, constituida en 1997, por un grupo de mujeres de la comunidad de Biolley, con el reto de luchar para mejorar las condiciones de vida de las familias de la comunidad y la de los pueblos aledaños al Parque Internacional de La Amistad, a través del desarrollo y fortalecimiento de las capacidades productivas y gerenciales que nos han llevado a proyectarnos  como empresarias exitosas en la comunidad y la región. Iniciamos con un grupo de 19 mujeres de la comunidad de Biolley y actualmente somos 30 asociadas; que compartimos una sola visión y misión.

 

atardecer

 

Gracias al empeño, esfuerzo y tenacidad de nuestras asociadas, hemos logrado ser objeto de  apoyo financiero y técnico  por parte de donantes nacionales e internacionales que han creído y  confiado en la capacidad y liderazgo del grupo. Y aunque nuestra organización está integrada por mujeres socias; ASOMOBI siempre ha buscado que los beneficios se extiendan a las familias, por eso las empresas que actualmente administramos, siguen esta línea:

  1. Torrefacción del café que es cultivado por nuestras familias y esposos, para eliminar la figura del intermediario.
  2. Tostado del café y beneficiado (capacidad 1000 fanegas) o procesado de café en fruta.
  3. Turismo rural comunitario en torno al café y el Parque Internacional de La Amistad (PILA), donde se ofrece servicios de hospedaje, alimentación, tours, transporte y otros.

ASOMOBI tiene su sede en Biolley, distrito número ocho del Cantón Buenos Aires, Provincia de Puntarenas.  Este fue creado mediante Decreto Ejecutivo Nº 244770-G de 07 de noviembre de 1995.  Este distrito alberga un 5% de la población cantonal, en total Biolley suma 2455 habitantes, donde 1274 son hombres y 1181 son mujeres, según datos del último censo INEC-2011.  Tiene una extensión de 208,34 km2, y abarca 12 comunidades: Bajo Coto, Guayacán, Los Naranjos, La Puna y Biolley, que se ubican en el sector oeste y Norte del Distrito; mientras que las comunidades de Colorado, El Campo, El Carmen, Sábalo, Linda Vista, Altamira y San Isidro, están ubicadas más al centro y al Sur, comparten ese territorio con una franja muy importante del Parque Internacional de La Amistad, que según estimaciones asciende a un 45% de la extensión total. Los Pueblos cercanos al límite del Parque comparten una serie de actividades productivas, que tiene que ver principalmente con el café, ganadería, forestales, hortalizas y otras actividades de subsistencia.  Todas las comunidades cuentan con los servicios básicos de agua, que proviene de nacientes ubicado dentro del Parque.  El servicio de electricidad, es facilitado por Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).  La red de caminos es medianamente buena.  El distrito cuenta con 11 escuelas y un liceo, éste brinda transporte a la comunidad estudiantil de todas las comunidades.  Además, el distrito cuenta con un Plan de Desarrollo para el periodo 2008-2015.

Dada las  bondades que ofrecía la región, por su cercanía al PILA, sus atractivos paisajísticos, su gente y trayectoria de compromiso y sana convivencia con la naturaleza; y atendiendo los objetivos de la organización de promover el desarrollo económico de la comunidad; ASOMOBI incursiona en el turismo rural comunitario visto como una actividad complementaria al café.  Es así, como en el año 2002 toca las puertas de un donante y le propone la idea de construir un albergue-centro de capacitación, con objetivo de que los visitantes que llegaran a la zona además de visitar y disfrutar de las maravillas que ofrece el PILA, realizaran actividades de convivencia, compartieran experiencias, conocieran la vida de la gente del pueblo y sus características, las labores agrícolas y ganaderas, etc.,  y que se realizará un intercambio cultural en beneficio de todos y todas. Se construyó el  Albergue, luego se acondiciono como Posada, era de 100 metros cuadrados, en el cual los visitantes se alojaban. Se brindaban los  servicios de alimentación para grupos de hasta 24 personas y se realizaban capacitaciones a los grupos visitantes sobre diversas temáticas, además el centro era utilizado también como espacio de capacitaciones y talleres para los grupos de mujeres, jóvenes, productores y productoras de la comunidad y la región; con el tiempo  se empezó a ver el crecimiento en el número de voluntarios provenientes de Iglesias que venían a apoyar en los problemas de infraestructura  específicos de comunidades vecinas y que también apoyaban la compra del café.

Con el transcurso del tiempo, la comunidad y la región han experimentado cambios positivos y el PILA, es  aún más reconocido y visitado, la demanda por servicios turísticos creció en diferentes niveles.

Todo fue un proceso, primero con apoyo de grupos se hizo el Albergue, pero se empezó a ver que empezaba a llegar clientes y teníamos que darles un buen servicio, entonces se presentó un proyecto a un Donante para acondicionar el Albergue que cumpla con las políticas que se rige por ley para ofrecer hospedaje.

Todo esto fue logrado, se había logrado la Declaratoria y estábamos a pocos pasos del CST; cuando el 8 de julio 2012 en horas de la madrugada un incendio acabó con un esfuerzo de muchos años, la Posada Rural Cerro Biolley quedó totalmente destruida y con ella la inversión hecha con apoyo de grupos y donantes

Esto no solo ha afectado a ASOMOBI como organización, el impacto ha sido el siguiente:
  • Disminuyó los ingresos que generaba el turismo en más de un 50%.
  • Personas que se estaban beneficiando de ese ingreso ahora no lo están haciendo, están sin trabajo.
  • Se ha reducido nuestra capacidad operativa, porque no contamos con los ingresos suficientes para el pago de los gastos mínimos de operación.
  • Encadenamientos productivos cayeron, se debilitaron.

Aunque, ASOMOBI no es la única que ofrecía servicios de hospedaje y alimentación a través de la Posada; ya que muchas de sus socias y personas de la comunidad los ofrecen, el hecho de que la Posada desapareciera redujo la afluencia de turistas y la venta de paquetes; aunque se ha tratado de solventar estableciendo alianzas con el Hotel Palo Alto y fortaleciendo los emprendimientos de nuestras socias para poder seguir brindando el servicio y acondicionando el Centro de Capacitación como oficina, sala y cocina; ya que nuestros clientes no tienen por qué aceptar como un “no le podemos ofrecer el servicio por ahora”, poniendo como razón el incendio del que fuimos víctimas.

Esta es nuestra historia… De la que en menos de 15 minutos un voraz fuego se llevó, estamos de pie y queremos seguir hacia adelante por nuestras familias y las personas que siguen creyendo en nosotras.  Cualquier apoyo será bienvenido y de mucha ayuda.